Ir a…
Nogoyá Times on YouTubeRSS Feed

19 septiembre, 2017

El fallecimiento de Pedro Humaran enluta a Paralelo 32 y medios de comunicación de Nogoyá


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El inesperado deceso de quien fuera corresponsal de nuestra edición Victoria/Nogoyá, causó fuerte impacto en nuestras dos redacciones, donde se estimaba su amistad y calidad humana.

Ayer domingo recibió cristiana sepultura en la ciudad de Nogoyá, don Pedro Cosme Humaran, fallecido ese mismo día a la edad de 74 años, tras una repentina crisis cardiorespiratoria.
Perteneciente a una familia tradicional de esa ciudad, nacido y criado en un hogar de vascos comerciantes, estaba casado con Nidia Orlandi, quien hoy comparte este dolor con su hijo Joaquín, su hija política y nietos, y todos esos amigos y amigas que supieron cultivar a lo largo de una vida ejemplar, rica en valores y florecida en cordialidad.
Cuando ya estaba retirado de la actividad comercial, Pedro se vinculó con la edición Victoria/Nogoyá de Paralelo 32 y adoptó como propio este periódico, y sus directivos y empleados lo contaron como uno más, por su compromiso, su trato con cada persona, y porque, aún habiendo tomado esta responsabilidad como un hobby para practicar finalmente una postergada vocación, se desempeñó con una dedicación y amor a su trabajo que causó admiración entre quienes lo tratábamos semanalmente, o quizás diariamente en el plano de una amistad que pasaba por contarnos las alegrías, los sueños y los dolores, porque hallábamos consuelo mutuo o alguien con quien compartir una buena noticia familiar. En fin, todo aquello que se comparte solamente con las personas más queridas y de mayor confianza.
Una sola actitud nos habla claramente de su compromiso con la vocación y con la marca a la cual solo lo obligaba su voluntad. En el año 2000, cuando Paralelo 32 abrió en Crespo una filial de un Instituto formador de periodistas, Pedro viajaba en óminbus desde Nogoyá los días sábados para asistir a clases. Lo hizo durante tres años, fue el alumno mayor de la carrera egresando a los 63 años de edad como técnico superior en periodismo. Por aquellos días se ganó también el respeto de cada uno de los integrantes de la redacción Crespo de nuestro Semanario.
Nos llevará mucho tiempo sobreponernos a esta ausencia, pero todo consuelo es hallado en la fe, que nos da la certeza de eternidad, de una vida superior, y es en esa esperanza, y en los buenos recuerdos y ejemplos, donde hallará sereno consuelo su familia.
Fuente: Paralelo 32

01

01