Ir a…
Nogoyá Times on YouTubeRSS Feed

24 septiembre, 2017

La sala de la Asociación Cultural colmada le dio el marco que Martín Kremenchuzky merecía


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Gran convocatoria a la charla motivacional brindada por Martín Kremenchuzky

Un luchador que nunca está dispuesto a bajar los brazos, transmitió su experiencia de vida a un público que lo escuchó con admiración.

000000001“Yo logré salir del pozo depresivo en el que estaba el día que acepté mi discapacidad. Cuando  tomé conciencia de que con quejarme no iba a resolver nada, salí a pelearla. Me di cuenta que la imagen que recibía mi hijo era la de una persona derrotada, de alguien que ante las adversidades que le presente la vida baja los brazos. Es día dije basta”.

Martín tiene 42 años, es Ingeniero en Sistemas y triatleta. Tiene una enfermedad genética denominada Síndrome de Usher que provoca hipoacusia, falta de equilibrio y pérdida progresiva de la visión.

A través de las gestiones realizadas por la Coordinación de Deportes, Kremenchuzky estuvo en Nogoyá brindando una exitosa charla que cautivó a todos los presentes. Durante más de una hora el público se emocionó y divirtió con las vivencias del triatleta. Un video con imágenes y fotos de sus competencias dieron el puntapié a la disertación:“La discapacidad me enseño a valorar y disfrutar la vida de una forma diferente, hoy veo cosas que antes no veía. Creo que todos nosotros no valoramos lo que verdaderamente vale la pena: la familia, el amor, trabajo, salud. Uno está pendiente de  querer cambiar el celular, la ultima pilcha de moda, eso no vale la pena. No subestimen las cosas que son verdaderamente importantes en la vida”.

A pesar de todas las adversidades Martín no detiene nunca su marcha.

Integrante de la Selección Nacional de Remo Adaptado. De corredor pasó a maratonista hasta convertirse en el primer triatleta argentino no vidente, en completar un IronMan (correr 42k, nadar  3,86 km y 180 km en bicicleta) consiguiendo el primer puesto en su categoría.

“Cuando yo estaba mal había mucha gente que me decía “si necesitas algo avisame”. Eso estaba bueno, pero yo sentía que tenía que llamar para pedir un favor. Esas personas querían ayudar, pero las personas que realmente se involucran son las que te empujan a salir. Los que venían con proyectos, con actividades. Los que te hacían sentir parte de un equipo”.

“Yo les pido que no nos traten como pobrecitos. Somos personas comunes como cualquiera de ustedes que nos tocó superar algunos escollos. No nos tengan lástima. Si les pido que se involucren. Aprovechen las oportunidades que le da la vida, no esperen a que sea tarde.”

000000001

Escuchá La 100 #Nogoyá en vivo Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter


000000001

000000001