Ir a…
Nogoyá Times on YouTubeRSS Feed

19 septiembre, 2017

Mitos y verdades sobre los adolescentes argentinos en las redes sociales


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cada uno tiene entre 6 y 10 perfiles

Los chicos argentinos creen más en sus amigos que en celebridades y usuarios influyentes. Se despiertan y se van a dormir chequeando WhatsApp. Un estudio ubica al tope de sus preferencias a YouTube, “para ver videos graciosos”.

Los adolescentes argentinos se despiertan y se van a dormir chequeando WhatsApp, y les creen más a sus amigos que a las celebridades o a los llamados “usuarios influyentes”. Son dos de las constataciones del estudio “Mitos y verdades sobre los ‘teens’ argentinos en redes sociales (todo lo que hasta ahora no se conocía)”, realizado por la consultora en transformación digital Findasense, que indagó sobre el uso particular que le dan los jóvenes a cada red social, para qué y en qué horarios, entre otras cuestiones.

“WhatsApp les brinda gratuidad, instantaneidad y privacidad. Creo que la suma de estos factores es lo que potencia su uso. Además, desde que esa aplicación permite el mensaje de voz, muchos adolescentes lo utilizan porque encuentran en esa característica la libertad de decir lo que quieren sin que los interrumpan”, explica Sebastián García Padín, Country Manager de la firma en la Argentina.

En cualquier caso, la red preferida por los chicos argentinos es YouTube, vista como “un centro de entretenimiento donde buscar videos graciosos y, en menor medida, seguir a youtubers”, flanqueada en el podio por Facebook e Instagram, “con afinidades similares”. De acuerdo al informe, que encuestó a 700 adolescentes, estos pueden tener entre seis y diez perfiles abiertos con finalidades diferentes. La Argentina “es el país de la región donde más chicos de ente 14 y 19 años prefieren Twitter; y donde se observa una tendencia interesante, sobre todo en el segmento de 17 a 19, en Vine”, una aplicación que sirve para crear y publicar videos cortos de una duración máxima de seis segundos, en forma de “loop” (reproducción continua).

Twitter, en tanto, es visto como un canal para “hacer catarsis”, seguir a famosos y “stalkear”, es decir, “fisgonear” lo que dicen o hacen otros usuarios. Por su parte, Snapchat es el espacio que se asemeja más “al club” de la vida real ya que “allí la consigna es diversión” y quienes la usan, la valoran “porque pueden compartir contenido de manera ágil y divertida”, revelan las conclusiones de la investigación, aunque el 35% de los chicos no la consideran relevante.
La investigación concluyó que “el 88% de los chicos de entre 17 y 19 años creen más en sus amigos que en celebridades o usuarios influyentes (influencers), y aun a la hora de recibir una recomendación, confían más en ellos que en una marca. Entre los más jóvenes, de 14 a 16 años, el patrón se repite, pero con un 81%, es decir, que otorgan algo más de credibilidad a los personajes famosos”, explica Fernández Tamames, Managing Partner de la consultora, que extendió la pesquisa a España y otros cinco países de América Latina (Costa Rica, Colombia, Ecuador, Chile y Perú). Definitivamente, explican los investigadores en el informe, “los influencers tienen escasa cabida entre los adolescentes argentinos.

Al 44% del segmento del 17 a 19, no les interesan sus opiniones, y al 32,5% de los más pequeños, tampoco”. A su vez, un tercio de los consultados afirma que si esos usuarios hacen recomendaciones es porque “ello es parte de su trabajo” y le otorgan “baja credibilidad a sus propuestas sobre marcas pues consideran que lo hacen por dinero”.

El estudio concluyó, en consecuencia, que la Argentina es el país “más amiguero”. “Creo que tiene que ver con algo más general, cultural, relacionado con el ser argentino y no específicamente con los adolescentes ?agrega García Padín?. Los argentinos somos familieros y amigueros, y esa confianza en los miembros de la familia y los amigos es un valor.”

Otro aspecto de interés que determinó el estudio es que la hiperconectividad ha construido para los adolescentes una cotidianeidad en la que lo real y lo virtual se entremezclan. “Es que ya no concebimos la vida sin Internet, y las redes sociales son lo que más tiempo los ocupa, el medio por el cual los adolescentes desarrollan sus vínculos, manifiestan sus creencias, exhiben lo que les gusta, lo que hacen, y así buscan su grupo de pertenencia. En definitiva, antes lo hacíamos en un club o en el colegio; ahora ocurre en las redes sociales. La necesidad es la misma, pero el mensaje ahora se amplifica mucho más”, detalla el consultor.

“La vida offline es importante, pero también el feedback online lo es”, respondieron la mayoría de los adolescentes argentinos encuestados ante la pregunta “¿Qué es más importante para vos?” “Muestran una gran inclinación por la socialización, que los invite a salir quien les gusta y compartir con los amigos las fiestas de fin de semana, pero consideran muy importante el feedback, es decir, recibir aprobación en sus manifestaciones a través de los likes de Instagram, que valen tanto como los de Facebook”.

Según el informe, “un comentario favorable en Facebook o un retuiteo es casi tan relevante como destacarse en una competencia”. Otro resultado que arroja la investigación es que esa franja de la población tiene “una positiva percepción de sí mismos más allá de lo que opinen (sobre ellos) en las redes”. Para el 80% de los adolescentes encuestados, “el hecho de no tener likes no es motivo para eliminar fotos de sus cuentas “, ya que consideran que “no las eliminan porque lo importante es que les gusten a ellos”. “El 20% restante elimina la foto cuando no tiene likes como feedback”. Entre ellos, los que tienen entre 17 y 19 años esperan para borrarla un par de horas, mientras que los de entre 14 y 16 años, “sólo 10 minutos”, precisa el informe.

Fuente: Tiempo Argentino

 

Escuchá La 100 #Nogoyá en vivo Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter


01

01