Ir a…
Nogoyá Times on YouTubeRSS Feed

19 septiembre, 2017

Muerte en el viaje de egresados: revelan que no hubo drogas, alcohol ni golpes


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Conmoción en Bariloche

Lo confirmó la autopsia, que se realizó hoy al mediodía. Ahora la Justicia busca determinar las razones por las que Julieta Uriarte sufrió ayer un paro cardiorrespiratorio.

La autopsia realizada a la estudiante Julieta Uriarte no registró la presencia de alcohol ni drogas en el cuerpo de la menor. Tampoco se evidenciaron golpes. La chica murió ayer en su habitación del Hotel Sol de la empresa Travel Rock por causas que aún no han sido determinadas. Ahora las razones que explicarían el paro cardiorrespiratorio apuntan al tratamiento que recibió la joven por un cuadro gripal que acarreaba desde hace unos días.

La joven participaba de su viaje de egresados y debía retornar hoy a su localidad de origen, Gonzáles Chaves, provincia de Buenos Aires, junto al sus 16 compañeros. Los padres de la chica llegaron hoy por la madrugada a Bariloche en un avión privado facilitado por Travel Rock.

Ayer la estudiante estaba en su habitación del tercer piso cuando le dijo a tres compañeras que se encontraban con ella que se sentía descompuesta y con fiebre. Acto seguido llamaron al médico de turno y al coordinador del grupo. La doctora le comunicó que no registraba fiebre. Segundos después, Uriarte se descompensó y, a pesar de las tareas de resucitación, no volvió en sí.

A lo largo de la semana Uriarte habría soportando un fuerte resfrío que podría haberse complicado sin que lo detectaran los especialistas. El juez a cargo del caso, Ricardo Calcagno, ordenó diversos estudios para determinar las condiciones en las que falleció la chica. La autopsia se llevó a cabo al mediodía de hoy. Incluyó además una tomografía computada y una análisis histopatológico completo.

El contingente que viajaba con Uriarte, que asiste al colegio privado nacional Julia Elicagaray, viajó hoy en avión hasta Bahía Blanca, donde llegaron esta tarde, para luego viajar hacia su ciudad.

Por estas horas hay unos 8.000 estudiantes en Bariloche en viaje de egresados. Cada año llegan a la zona alrededor de 120 mil chicos de todos los secundarios del país para festejar de este modo el fin de su ciclo escolar.

En los foros y en las calles abundan los comentarios en los que se denuncia que los adolescentes se someten a una semana de alto estrés que en ocasiones trae consecuencias como desmayos o descomposturas. Otros también mencionan que el cambio de temperatura puede provocar cuadros gripales muy preocupantes.

Aunque los controles respecto al consumo de alcohol se han vuelto cada vez más estrictos en Bariloche, muchos de los estudiantes tienen ya 18 años y pueden comprarlo libremente en los supermercados.

“Beben, no duermen, si alguno anda mal del bobo y… puede pasar”, comenta un vecino que se acercó ayer por la noche hasta el hotel. Hace dos semanas el hermano menor del futbolista Ezequiel Lavezzi, que estaba en viaje de egresados, fue internado en una clínica privada de Bariloche en grave estado por una neumonía.


40 (5)

40 (5)