Ir a…
Nogoyá Times on YouTubeRSS Feed

18 Agosto, 2017

Para la UCR, Koch y Navarro no serán diputados


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

De mínima esperan que De Angeli polarice con Bordet, con lo cual creen que pueden ganar ocho senadores, 13 diputados y recuperar una decena de intendencias. Pero también se entusiasman con que la interna no cerrada del peronismo y el contexto nacional los favorezca para ganar la elección.

40 (5)

El Comité Provincial de la UCR tuvo su primera instancia institucional de balance de lo ocurrido en las PASO del 9 de agosto. La evaluación de la conducción partidaria alienta expectativas que parecían descartadas en el radicalismo, como la posibilidad de volver al gobierno, aunque con un candidato prestado, como el macrista Alfredo de Angeli.

Los radicales creen que la ventaja de 50 mil votos que el candidato del Frente para la Victoria Gustavo Bordet le saca a De Angeli se pueden descontar de los 174 mil votos en blanco, pero también de votos que fueron para el candidato de UNA, Adrián Fuertes.

Por una razón de conocimiento de territorios y de internas, la dirigencia radical entiende que la bronca de muchos militantes, afiliados y simpatizantes radicales por haber quedado sin postulante a la gobernación por primera vez en la historia, se expresó no sólo en el voto en blanco, sino que muchos cortaron a De Angeli para reemplazarlo por Fuertes, el compañero de fórmula de Atilio Benedetti que no fue.

Están convencidos de que eso no va a pasar en octubre, que ese voto caliente porque el radicalismo se había quedado sin candidato ya se sacó la bronca en la interna, que el radical sabe que no hay segunda vuelta y que la elección se va a polarizar. Esto último, para aquellos radicales que votaron a Fuertes pensando que podía pelear con De Angeli el liderazgo de la oposición.

Imaginan que la polarización provincial estará ayudada por la disputa presidencial. En ese orden, en Entre Ríos la diferencia de Daniel Scioli sobre Mauricio Macri es menor. Hay 35 mil votos de distancia y 100 mil votos en blanco para disputar.

El enojo del elector radical con De Angeli no se debió sólo a los manejos de PRO dentro de Cambiemos, que precipitaron el retiro de las candidaturas radicales. También porque no vieron al senador de PRO en campaña. Ese es un punto central que esperan rebatir para octubre y el primer paso se dará la semana que viene en una reunión provincial con todos los candidatos de Cambiemos para relanzar la campaña. Uno de los objetivos principales: lograr la empatía del electorado radical con De Angeli.

El favor de Urribarri

El optimismo radical no se basa sólo en los méritos propios, sino también en los defectos del adversario. Dicen que el gobernador Sergio Urribarri, como conductor político del Frente para la Victoria, buscó candidatos que no lo compliquen en el futuro (que no le vaya a pasar lo mismo que a su mentor Jorge Busti), y que eso terminó perjudicando las propuestas electorales del oficialismo en muchos distritos.

Aunque ese malestar peronista pueda explicar buena parte del voto en blanco que para octubre Bordet confía en recuperar, la conducción radical entiende que puede sacar tajada de las heridas no cerradas que dejó la interna peronista.

Ven mucho voto peronista disconforme con lo provincial y lo local y que además no está traccionado por lo nacional, como ocurrió con el 54% de Cristina Fernández en 2011.

Ven, por caso, que Sergio Varisco se saca fotos con sus adversarios internos y que no aparece ninguna foto igual del lado de Blanca Osuna. Afirman que la situación se repite en muchas ciudades y pueblos del interior.

Legislatura 

Los radicales creen que van a mejorar la relación de fuerzas que dejaron las PASO, con triunfos departamentales para la categoría senador en Paraná, Tala, Diamante, Victoria y Federación. Afirman que están peleando ocho departamentos. Suman Federal, Nogoyá y Gualeguaychú.

Cuando Página Política consulta por las expectativas en Diputados, la respuesta es que están en condiciones de ganar la elección, más allá de que les hubiera gustado que fuese con un candidato radical y que si se hubiesen dado las cosas como las planteaban (con la postulación de Benedetti) hoy hubieran estado ganando la provincia por mucha diferencia, porque hubiesen ofrecido una interna muy atractiva, frente a la imposición de Bordet de parte de Urribarri, que no dejó jugar a Adán Bahl.

Pero eso no ocurrió. De todas maneras creen que tienen muchas posibilidades de ganar la elección. Por lo pronto están seguros que la elección se polariza, con lo cual por lo menos pasan de 11 a 13 diputados. De hecho, con los números de las PASO quedaron muy cerca de haber alcanzado las 12 bancas.

Pero insisten en que con un escenario de polarización, ayudado por el contexto nacional, una mejor campaña y también una mejor fiscalización (hubo lugares donde falló el control, como Feliciano) estarían disputando el gobierno.

Fuente: Página Política Autor: Pablo Bizai


40 (5)

40 (5)