Ir a…
Nogoyá Times on YouTubeRSS Feed

25 septiembre, 2017

Productores insisten en el mal estado de los caminos rurales


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

“Son desastrosos”

Un productor rural expresó sus críticas a los métodos de trabajo de la Zonal de Vialidad. “Si el promedio anual de lluvia es 1.200 y en el último año cayeron 1.300, no pueden culpar al Niño”, argumentó un ruralista.

Las declarariones del jefe Zonal de Vialidad, quien hizo un repaso sobre la situación de los caminos y puentes bajo su responsabilidad, generó reacciones adversas en pobladores rurales que no tienen la misma apreciación y en algunos casos dicen padecer las consecuencias de caminos en mal estado.

El Ing. Agr. Carlos Destéfanis, productor de la zona rural de Victoria y vocal de la Sociedad Rural de ese Departamento, se refirió a las consecuencias que ocasiona el estado de los caminos de la producción en la región. A criterio del productor, los trabajos que se realizan no perduran en el tiempo.

Las entradas en la mayoría de los establecimientos han quedado altas y solamente se rellenan cuando llueve, porque el agua -que circula por las cunetas- encuentra estos escollos y se deriva hacia el centro del camino erosionándolo, y estas pequeñas cárcavas terminan cortándolo. Pasada la precipitación, Vialidad vuelve repararlo, pero el problema sigue siendo el mismo y se vuelve a producir la erosión, lo aconsejable sería recomponer la zona de cuneta y bajar la alcantarilla para que el agua pase por el caño, según explicó el ruralista.

Todas estas cuestiones han llevado a problemas mayores porque los caminos quedan más estrechos porque Vialidad va extrayendo tierra de las cunetas, “muchos caminos son cubiertos por agua”.

Ante la consulta a Destéfanis sobre qué le responden en Vialidad Zonal cuando concurren con un reclamo o una queja. Explicó que son atendidos pero los problemas siguen subsistiendo, son pocas las soluciones que encuentran en la repartición. Para el productor no se puede tampoco culpar al fenómeno del Niño, porque si bien estamos inmersos dentro de esta cuestión climática, nuestro departamento (por Victoria) recibe anualmente unos 1.200 milímetros de agua y en los últimos 12 meses cayeron 1.300 milímetros. Si bien en los últimos 6 meses hubo más días de lluvia, “no podemos culpar al Niño por la falta de mantenimiento”.

Sectores

En el distrito Quebrachito, en una de las zonas hay un paso donde falta una alcantarilla pero cuando llueve durante cuatro días no se puede pasar por el lugar, que queda todo bajo agua. Cuando concurren las cuadrillas echan tierra pero cuando se produce nuevamente otro fenómeno meteorológico se reitera el problema, porque a criterio de Destefanis hacen falta obras estructurales que no se hacen. Se terminó la cosecha de trigo pero a partir de mediados de febrero comienza con la de maíz y estas cuestiones los llenan de preocupación.

Un camino que une Quebrachito con Hernandez, hace más de un año que está cortado. Destefanis tiene la maquinaria en Chilcas y para poder llegar tiene que dar una vuelta por esta última ciudad, por la ruta, que además del peligro que representa tiene que hacer muchos kilómetros de más.

“Hay vertientes, pero actualmente se han realizado obras de ingeniería acordes con los tiempos que vivimos y es increíble que no se puedan arreglar estas cosas. Es negligencia”, opina el productor.

Para poder llegar han tenido que pedir permiso en campos vecinos para ir por el interior de los mismos para unir Chilcas con Quebrachito. Añadió que lo apropiado sería llevar camiones para rellenar, hacer terraplén y desagües, pero no se hace. “Cabe preguntarse si realmente al frente de estos trabajos Vialidad tiene gente capacitada y con experiencia para hacer estas obras”, se preguntó.

En otro lugar un camino que va desde Quebrachito a Antelo hace un año que también está cortado. Antes se podía transitar y llevar cargas sin ningún problema, ahora es imposible.

El ripio que une Tres Equinas y Aranguren estaban en muy buenas condiciones pero actualmente por falta de mantenimiento hay zona donde no hay piedras y en otras se forma mucho barro después de las lluvias. Durante mucho tiempo y sin interesar los fenómenos climáticos siempre se pudo usar, “esto ha sido producto de la falta de mantenimiento”.

Otro camino que va desde el último (ripio) hasta la Escuela N° 32, los productores se unieron y financiaron el embrozado, que fue depositado por Vialidad. “Ese camino actualmente no existe como tal porque se transformó en un camino de tierra”.

En definitiva, sostuvo que si bien los usuarios de los caminos no son técnicos, sí pueden comprobar que los resultados de los trabajos que realiza Vialidad para mantener los caminos de tierra son malos.

El paso obligado

Cuando se hacen críticas porque los productores pasan por los caminos con barro, se debe saber que solo lo hacen por necesidad; cuando se producen las lluvias en las casillas quedan los peones que no tienen nada que hacer, en esos casos hay que buscarlos y llevarlos a sus casas hasta que se pueda empezar a trabajar. “Nadie va a pasar por los caminos en mal estado para romper las chatas o destruirlos, lo hacemos cuando es imprescindible”.

Retenciones

Las políticas nacionales forman parte de la crítica del productor. El departamento Victoria genera una importante cantidad de cereales y cada cuatro camiones de soja uno quedaba en poder del Estado por retenciones, especialmente en alguna etapa en la que el cereal llegó a cotizarse en 600 dólares la tonelada. Agregó que si hubiera un retorno que acompañe la producción, los caminos de nuestro departamento tendrían que estar poco menos que asfaltados por todo lo que aportó el trabajo del hombre de campo, como esto no es así, “nos genera impotencia”.

Fuente: Paralelo 32

Escuchá La 100 #Nogoyá en vivo Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter


00001

00001