Ir a…
Nogoyá Times on YouTubeRSS Feed

22 octubre, 2017

Vacaciones: Valores de alojamientos en la Costa Atlántica y países vecinos


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Falta poco para enero

Las reservas marchan lentas en la Costa Atlántica. Brasil recibirá a más de 2 millones de argentinos, y en Uruguay y Chile también esperan una buena afluencia. Algunos precios para tomar en cuenta.

Inquietos por la moderada marcha de las reservas a la fecha, en la costa atlántica saben que a partir de este fin de semana ingresan en zona caliente de definiciones para la temporada. Hay confianza, claro, pero saben que la suerte se juega entre eventuales medidas económicas del nuevo gobierno y ser prudentes con los precios. En particular en el rubro de alojamiento, donde en Mar del Plata, por ejemplo, el promedio de estadía durante los últimos veranos -y vigente según las consultas recibidas- es de no más de cinco noches.

Como en años anteriores, el mejor panorama está en Cariló, con una ocupación confirmada hasta el momento del 70% para enero, y donde el punto de partida para el alquiler de una casa es de $ 50.000 por mes. Precios que pueden alcanzar los $ 125.000 la quincena para un departamento de cuatro ambientes en la zona más exclusiva de Pinamar Norte.

Eso sí: en casi toda la costa aseguran que se respeta la sugerencia de no aplicar aumentos por encima del 25%. Enero lo confirmará.

Ante la espera de definiciones económicas en el país y la incertidumbre de qué pasará con la cotización del peso y el dólar con el nuevo gobierno, muchos argentinos ya se habían asegurado con tiempo los paquetes de vacaciones a Brasil. Es más, la mayoría de las compras a ese destino se efectuaron entre octubre y noviembre pasado, según las agencias de viaje. En total, serán 2.200.000 los argentinos que visitarán las playas brasileñas este verano, según datos del Embratur.

Empujados por el tipo de cambio favorable y con la tarjeta de crédito a mano, el otro destino que recibirá a gran cantidad de argentinos es Chile, con su combo de playa y shopping. En Punta del Este, por su parte, ha cambiado el panorama y se especula con que habrá cerca de un 8% más de argentinos respecto del año anterior en esas playas. La expectativa está puesta ahora en qué pasará en la Argentina con el dólar.

Costa Atlántica

El mejor panorama de la costa argentina, y aun con quejas, está por Cariló. Ahí, la oferta mayoritaria de alquileres de casas está por encima de las seis cifras. En cuanto a propuestas con servicios propios de hotelería, en los aparts aún hay disponibilidad. Un dos ambientes en un complejo con piscina, spa, gym y espacio de sombra en playa cotiza entre $ 40.000 y $ 65.000 la semana durante enero. El dato es que en algún caso hasta se puede pagar con tarjeta de crédito con el plan Ahora 12.

Pinamar tiene una oferta más amplia, y la variedad de precios es aún mayor, con el pico en la zona norte del balneario. Con más de la mitad de las unidades alquiladas, hay que buscar, cotejar y elegir. Bolsillos más cuidadosos pueden encontrar buenos chalets de tres ambientes a un promedio de $ 25.000 la quincena y entre $ 35.000 y $ 50.000 hay una amplia propuesta con tres dormitorios. Por unos $ 30.000 asoman departamentos cerca de la costa y de $ 20.000 a $ 25.000 pesos en el centro.

Mar del Plata está lista para la demanda espontánea. “Las reservas están por debajo del año anterior”, reconoce Miguel Ángel Donsini, presidente del Colegio de Martilleros. En algún caso se habla de una caída promedio del 30%. Con acceso a balneario exclusivo, una familia tipo debe desembolsar unos $ 5000 pesos por noche para alojarse en un apart hotel de categoría. Una habitación doble en un hotel de tres estrellas, siempre durante enero, se paga unos $ 1300.

En las inmobiliarias están preocupados porque el mercado no reacciona según lo esperado. Pero confían en la clientela cautiva que decide las vacaciones sobre la marcha, arma valijas y negocia el precio con la plata en mano.

Brasil

Paquetes, paquetes y más paquetes. A Río de Janeiro, a Florianópolis, a Salvador, a Buzios, a Natal. Los argentinos que eligieron Brasil este verano, que serán más de dos millones, según el ente de turismo brasileño (Embratur), prefieren viajar con todo asegurado. El famoso paquete, que incluye los aéreos y el hospedaje, es la mejor opción para la mayoría. De hecho, en Despegar.com confirman que de la venta total de paquetes a destinos internacionales, el Top 5 se lo lleva completo Brasil.

“La venta de paquetes para enero y febrero con destino a Brasil aumentó un 25% en relación con el verano pasado, y para marzo la demanda se sigue moviendo”, señalan con expectativas desde Despegar.com, que entre los argumentos más fuertes del porqué de esa elección mencionan la devaluación del real como un factor decisivo.

“La estadía promedio es de diez y once días, pero la tendencia que observamos para este verano es que hay muchas familias que han decidido quedarse unos días más”, resalta un vocero del ente de turismo del país vecino. El gasto diario, por su parte, es de 59 dólares en promedio, pero en este punto también son optimistas y están convencidos de que, a partir de enero, será mayor.

En las agencias consultadas coinciden en que buena parte de las reservas se concretó entre octubre y noviembre pasado, con precios más accesibles que los de último momento. Hace dos meses, por ejemplo, el matrimonio Wencelblat compró en almundo.com un paquete para Buzios en la primera semana de enero, con vuelo directo a Cabo Frío, siete noches en la Pousada Mallorca, con desayuno, en 18 cuotas de $ 863 por persona. Pero, se sabe, ya los precios no son igual de tentadores.

Punta del Este

Fin de semana con playas llenas, y operadores turísticos sonrientes. Hace un mes todo era lamento porque se veía a un Brasil que se abarataba, y una región con la economía enfriándose más de lo previsto. Ahora todo cambió. Ya se habla de que el verano 2016 será “una buena temporada”, incluso mejor que la pasada.

El presidente de la cámara inmobiliaria local, Juan Francisco Bistiancic, dijo a la nacion que el fin de semana pasado “comenzó el movimiento” de alquileres, y que “hay un ánimo mucho mejor para lo que puede ser este verano. El Centro de Investigaciones Económicas (Cinve), por su parte, proyecta una baja de brasileños de 10,6%, pero una suba de turistas argentinos de 7,7%.

“Planchado” desde 2005, esta temporada es la primera con un repunte del dólar en torno a 22%, lo que abarató los precios en esa moneda. Aunque la inflación ha hecho lo suyo, y los precios en pesos uruguayos subieron cerca de 10%.

Los departamentos de dos dormitorios tienen precios de 2000 dólares en adelante para la primera quincena de enero, la más fuerte del verano esteño. Hay casas desde 3000 dólares. Y por supuesto hasta mucho más arriba, según la zona.

La expectativa está puesta ahora en qué pasará en la Argentina con el dólar. La referencia aquí es el blue, y en las casas de cambio o comercios se toma esa cotización. El verano pasado, el dólar estaba en 24 pesos uruguayos y ahora está en poco más de 30. “Ahora vivimos otro clima; los argentinos que llegan acá están contentos con el cambio en su país y ya se están firmando contratos de alquiler para fin de año y enero. Todo estaba frenado, pero ahora se aceleró”, dijo Bistiancic.

Chile
Faltaban dos meses para que finalice 2015 y los argentinos en Santiago ya eran los que más compraron en el retail chileno durante el año. Con ese tipo de fenómenos, la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur) tiene “grandes expectativas para esta temporada con los turistas argentinos”, dice su vicepresidente ejecutivo, Eugenio Yunis.

La primera gran oleada de argentinos en Viña del Mar, La Serena, Coquimbo y Santiago, los destinos más buscados, comenzó en diciembre. Colmaron centros comerciales y outlets. La ropa deportiva, los celulares y los artefactos electrónicos son los productos estrella. Y mientras el cambio favorezca, se prevé que el consumo se mantenga. Se intensificará con las compras navideñas y las fiestas de fin de año en Chile.

En hotelería se prevé una baja en las tarifas. Entre La Serena y Valparaíso, según Fedetur, se proyecta 16% de disminución promedio de precios (lo que se explica por el cambio en la Argentina al día de hoy), que representa 18 dólares menos por habitación, considerando una habitación doble estándar de 114 dólares por noche. Y como vieron que los turistas argentinos muestran mayor capacidad de gasto, en Viña del Mar y Valparaíso están estudiando que los hoteles reciban pesos argentinos.

En alquileres, un departamento o una cabaña para cuatro personas a dos cuadras de la Avenida del Mar de La Serena, cuesta entre 50 y 243 dólares por noche. En primera línea en la Avenida del Mar, los precios parten de 61 dólares la noche. En el balneario de Maitencillo, uno de los nuevos sitios para este año, las tarifas parten de 64 dólares la noche en cabaña o departamento. En sectores más exclusivos, como Zapallar y Cachagua, comienzan en 84 dólares.

Fuente: La Nación

Te puede interesar: SEMANA CLAVE PARA LA ECONOMÍA: EL PAQUETE DE ANUNCIOS QUE PREPARA EL GOBIERNO

Mirá el video que sale en la Pantalla Led de #Nogoyá Radios:

Escuchá La 100 #Nogoyá en vivo Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter


01

01