Ir a…
Nogoyá Times on YouTubeRSS Feed

19 septiembre, 2017

Una periodista muy sexy: Alina Moine cuenta por qué aún no tiene novio


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

“No soy fácil para el amor”

Es una de la periodistas deportivas más sexies de la tele. Y, aunque muchos no lo sepan, actriz. Cuenta cómo es trabajar en el ámbito masculino del fútbol y por qué aún no tiene novio.

Hace 13 años que Alina Moine llegó al canal Fox Sports y hoy es una de las figuras de la emisora. Trabajó en dos mundiales: Sudáfrica 2010 y Brasil 2014; en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y estará en los próximos de Río 2016, en Brasil. Además, cubrió los 5 Rally Dakar (desde 2012 al 2016). “Amo los deportes; los practico, escalo, corro, entreno mucho”, explica.

Pero no sólo es veloz cuando ejercita alguna actividad. En la vida cotidiana tampoco para un minuto: “Siempre fui inquieta. Me cuesta estar sentada porque me aburro. Soy medio MacGyver, arreglo todo. Hace poco subí al techo de mi terraza para arreglar unas células foto sensibles. Soy muy buena arreglando circuitos eléctricos”, sorprende.

-¿En serio sabés de electricidad?

-Sí, porque fui a un colegio técnico y mi papá me enseñó un montón de cosas, también porque me gustaba. Además, no puedo ver nada roto. La otra vez había una traba de las ventanas que no andaba y fue todo un desafío arreglarla.

Un poco de historia. Nació el 9 de octubre de 1979 en Rosario, provincia de Santa Fe. A los 4 años ya hacía gimnasia deportiva. Después siguió con gimnasia artística y básquet. “Iba al Club Naútico y al Bancario: los dos estaban sobre el río Paraná, así que mi vida era playa, agua, siempre cerca de la naturaleza”, recuerda. Su mamá trabaja en una empresa de medicina prepaga y el papá se dedica a la construcción. “Somos cinco hermanos: tres mujeres y dos varones. Yo soy la más grande. Somos híper unidos. Todos viven allá menos yo.”

-¿Y cómo fue venir a trabajar a Buenos Aires?
-En Rosario ya había hecho radio en la Uno y en FM Vida, y trabajado en los Canales 3 y 5. Me recibí allá de locutora en el ISER con orientación periodística. Me comentan que estaban buscando gente en Fox Sports, vine, hice el casting y quedé. Así que me instalé en Buenos Aires. Tenía 23 años. Los primeros cuatro meses viví en un hotel céntrico, en Suipacha y Santa Fe, que me pagó el canal. Fueron tiempos difíciles porque me vine sola y sin plata. Una época terrible: almorzaba galletitas para ahorrar . Después ya pude alquilar y hoy tengo mi casa en Martínez.

Ya desde el vamos, Alina estuvo siempre frente a cámara. Arrancó como columnista y al año siguiente era conductora del noticiero de Fox Sports. Hoy también está al frente de Agenda, de 11.30 a 13; de Central Fox, un noticiero deportivo más distendido que va de 15 a 16.60, y los viernes conduce Fox Olímpico, con Maxi Palma, en vivo, a las 22.

-Trabajás en un medio con mayoría de hombres, ¿sentiste discriminación alguna vez?
-En absoluto. Porque yo también soy consciente de dónde me meto. Y sé respetar al que sabe más. En ese momento, con 23 años, tenía un montón de cosas por aprender. Y hoy lo sigo haciendo.

-¿Por qué nunca cubrís campo de juego en los partidos de fútbol?
-Porque no me gusta. Y cuando me lo ofrecieron no lo acepté. Por suerte puedo decir “no”. Y también me han ofrecido comentar fútbol muchas veces y siempre dije que lo mío era la conducción. Me gusta hacer entrevistas y charlas en los móviles .

-¿Nunca te dio vergüenza estar delante de cámara?
-Cero, al contrario, es terapéutica la cámara porque, desde el momento en que me dicen “aire”, entra el personaje y me olvido de todo.

-¿Sos un poco actriz?
-Soy actriz antes que periodista. Poca gente lo sabe. Estudié teatro de chica y a los 12 ya era parte del elenco estable del Complejo Gurruchaga, que pertenecía al colegio que yo iba. No se dio trabajar acá de actriz porque me encasillé mucho en la conducción y el deporte, pero me re divierte actuar. El último comercial de Seven Up que hice está buenísimo. Me fascina actuar. Hace poco estuve en dos productoras contándoles que actúo y prometieron tenerme en cuenta.

-¿Preferís hacer comedia o drama?
-No sé. Tanto Telefé como El Trece tienen muy buenas tiras. Veremos. Yo siento que lo que soy hoy como mujer y profesional es gracias a haberme podido expresar en la actuación y el teatro.
Descontracturada. Alina posa natural para las fotos. – Pablo Grinberg

Un día en la vida. Duerme poco: cinco horas por noche porque se queda hasta tarde mirando fútbol. “Tengo que mejorar el tema de mi sueño. No me gusta dormirme sin antes mirar las noticias en la web”, confía. Y amanece temprano: “Me levanto a las siete, pongo la pava y me doy una ducha. Tengo que tomar cinco mates y recién ahí salgo. Desayuno arriba del auto porque como tengo un viaje de una hora y media desde Martínez a San Telmo, llevo provisiones por si me agarra algún embotellamiento. En la baulerita de mi auto hay turrones, barra de cereales y galletitas integrales. Y nunca salgo de casa sin una manzana o una banana”, detalla. No le gusta la cocinar ni las tareas el hogar: “No soy ama de casa y sí, una histérica de la limpieza. Odio las migas en el piso porque me encanta andar descalza”, confiesa. Siempre fue flaca y amante de lo natural. Sin embargo hace unos años decidió ponerse lolas y al principio no la pasó bien: “Después de operarme sufrí porque pensé que no iba a poder seguir escalando. Me agarró un miedo terrible, no me encontraba con mi cuerpo, me veía gorda, usaba todo ancho porque me daba vergüenza y así estuve medio año. Ahora estoy feliz. Igual no me gusta mucho contarlo”.

Sin pareja a la vista, tuvo dos relaciones largas. En la primera, convivió cinco años. Hace poco se separó del Chino Turnes, ex miembro del cuerpo técnico de Los Pumas. “Salimos dos años y pico. No conviví, pero lo quiero mucho. Nos separamos bien. No soy fácil para el amor porque yo todo lo puedo. Me han planteado: ‘No me necesitás para nada, todo lo hacés sola’. Una vez. el periodista Alejandro Apo, me dijo: ‘Nena, a vos te pasa como a mí: yo me llevo muy bien conmigo’. Y es así. Yo me llevo muy bien conmigo. Estoy híper enfocada en mi carrera, siempre le di mucha prioridad y lo reconozco. Mi felicidad pasa por ahí”.

-¿Es verdad que hace un tiempo el entrenador Pep Guardiola pidió por vos para que vayas a entrevistarlo?
-(Risas) No, eso fue un chiste que hizo una vez Andy Kusnetzoff en la radio. Nunca pidió por mí Guardiola.

-¿Tenés muchas invitaciones a salir?
-Sí, pero es normal. En cualquier laburo los hombres se te van a tirar algún lance. Uno puede aceptar o no. Es simple.

-¿Saliste con algún futbolista?
-No, y no digo que no saldría nunca. Pero no me veo con un futbolista por mi forma de vida. Tampoco me imagino con un periodista. Sería demasiada movida. Pero el amor va más allá de todo.

-¿Con cuál de los jugadores tenés mejor onda? ¿Conocés a Messi?
-Lo conozco laboralmente. Hace mucho hice una entrega de premios y él estaba, pero no tuve la suerte de charlar mucho. Soy una agradecida con todos los futbolistas. Me hablan de igual a igual, pero todavía no está tan instaurado el que hablen conmigo por teléfono, por ejemplo, porque por ahí está con la mujer y se genera una situación incómoda. Lo he aprendido a manejar. Pero igual hablo un montón con deportistas o entrenadores, pero entiendo que puede incomodar que el llamado sea de una chica.

-¿Te tienen celos las mujeres?
-Tal vez no sea la mujer del personaje sino, más bien, un prejuicio del hombre que tiene miedo de lo que puede pensar su pareja si habla conmigo. Igual está todo re contra bien.

-Ahora, en agosto. vas a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, ¿te gusta viajar?
-Sí, me encanta. Fox Sports tiene los derechos televisivos y va a ser una gran transmisión. Yo voy a estar en diferentes eventos y, además, haré un programa especial de los Juegos Olímpicos todas las mañanas. Espero terminar bien. Después de cubrir los dos últimos mundiales, bajé del avión con cuatro kilos menos y con fiebre.

-¿Alguna vez pensaste en bajar un cambio y, por ejemplo, ser mamá?
-Re contra quiero ser madre. Ahora: yo soy mamá y al mes llevo a mi hijo al canal conmigo.

Cuenta Alina que en el último Mundial se cruzó con Diego Maradona y el astro le propuso hacerle una entrevista. “Pero, Diego, cómo me vas a hacer una nota a mí? Mejor vení vos a mi programa”, y fue así que Alina consiguió entrevistar mano a mano al Diez, que hace 30 años llevó a la Selección a ganar la Copa del Mundo. La nota salió en un ciclo sobre Lionel Messi, que se pasó por la TV Pública.

Fuente: Clarín

41

41